Infusiones para la ansiedad: 5 plantas que la ciencia recomienda

Infusiones para la ansiedad: 5 plantas que la ciencia recomienda

Tabla de contenidos

Las infusiones para la ansiedad se perfilan como un complemento natural en el manejo de este trastorno, el cual afecta a una significativa porción de la población mundial. Ante el dilema del tratamiento médico y la búsqueda de alternativas menos invasivas, estas bebidas milenarias ofrecen un respiro en el camino hacia el bienestar emocional.

Un vistazo al panorama actual de la ansiedad

La Organización Mundial de la Salud señala que la ansiedad constituye el trastorno mental más prevalente a nivel global, con un impacto mayor en mujeres que en hombres. Pese a su alta incidencia, solo un cuarto de quienes la padecen acceden a tratamiento adecuado, subrayando la importancia de explorar todas las vías de ayuda disponibles, incluidas las infusiones para la ansiedad.

Según datos de la organización, solo en 2019 la ansiedad afectó a 301 millones de personas, lo que hace de este trastorno especialmente común entre el resto. Actualmente, se estima que un 4% de la población mundial padece algún tipo de trastorno de ansiedad:

  • Ansiedad generalizada
  • Trastorno de angustia
  • Trastorno de ansiedad social
  • Agorafobia
  • Trastorno de ansiedad por separación
  • Determinadas fobias
  • Mutismo selectivo

Alternativas naturales para calmar la ansiedad

Infusiones para la ansiedad: 5 plantas que la ciencia recomienda

En un mundo donde la medicación psiquiátrica puede llevar a dependencias y otros riesgos, muchas personas se inclinan por opciones más naturales para gestionar episodios leves de ansiedad. Es por eso, que hemos recopilado una lista de infusiones emergen como opciones seguras y beneficiosas, siempre bajo supervisión médica.

Infusiones para la ansiedad recomendadas por la ciencia

  • Pasiflora: conocida por sus propiedades sedantes, ha sido objeto de varios estudios clínicos. Una revisión sistemática publicada en la revista Phytotherapy Research analizó los efectos de la pasiflora en pacientes con trastornos de ansiedad, concluyendo que puede ser tan efectiva como algunos medicamentos ansiolíticos convencionales, con menos efectos secundarios. Sin embargo, los autores señalan la necesidad de más investigaciones a gran escala para confirmar estos resultados.
  • Valeriana: es otra hierba ampliamente estudiada por su potencial ansiolítico. Un metaanálisis publicado en The American Journal of Medicine examinó varios ensayos clínicos, encontrando evidencia moderada de que la valeriana mejora la calidad del sueño en personas con insomnio, un síntoma común de la ansiedad. Aunque su efecto directo sobre la ansiedad necesita más estudio, su capacidad para mejorar el sueño puede ayudar indirectamente a manejar la ansiedad.
  • Manzanilla: tradicionalmente utilizada por sus propiedades calmantes, ha sido evaluada en estudios clínicos por su efecto en la ansiedad. Un estudio publicado en Journal of Clinical Psychopharmacology encontró que la manzanilla puede reducir significativamente los síntomas de ansiedad generalizada. Aunque estos resultados son prometedores, los investigadores enfatizan la importancia de realizar más estudios para establecer dosificaciones óptimas y comprender los mecanismos subyacentes.
  • Lavanda: se ha investigado principalmente por su aceite esencial, pero su uso en infusiones también atrae interés. Investigaciones publicadas en Phytomedicine sugieren que el aceite esencial de lavanda puede ser efectivo en la reducción de la ansiedad, sin los efectos sedantes de los medicamentos tradicionales. Aunque estos estudios se centran más en la inhalación o aplicación tópica del aceite, señalan el potencial ansiolítico de la lavanda que podría extenderse a su consumo en infusiones.
  • Toronjil: conocido por sus efectos relajantes, ha sido estudiado por su impacto en la ansiedad y el estrés. Un estudio en Nutrients mostró que dosis bajas de extracto de toronjil mejoraban significativamente la calma y la atención en participantes bajo estrés, sugiriendo un efecto ansiolítico potencial. Estos hallazgos apoyan la idea de que el toronjil, incluso consumido como infusión, podría tener beneficios para personas con ansiedad.

Aunque las infusiones para la ansiedad representan una vía prometedora hacia el alivio de los síntomas, es fundamental abordar su uso con conocimiento y precaución. La supervisión de un profesional de la salud es indispensable, no solo para asegurar la compatibilidad con el tratamiento médico sino también para confirmar la idoneidad de estas opciones naturales en cada caso individual.

Medicamentos para la ansiedad: advertencias y aclaratorias

Infusiones para la ansiedad: Medicamentos para la ansiedad: advertencias y aclaratorias

Si bien la OMS recomienda tratamiento para tratar los trastornos de ansiedad, reconoce que no todas las personas afectadas pueden o requieren ser medicadas. Asimismo, aclara que “las benzodiazepinas, que históricamente se han recetado para los trastornos de ansiedad, han dejado de recomendarse por su alto potencial de dependencia así como su limitada eficacia a largo plazo”.

En cuanto al uso de antidepresivos para tratar la ansiedad, también advierte de los efectos adversos y la importancia de que los proveedores médicos estudien cada caso de manera individual.

Como parte del tratamiento, la organización recomienda las terapias psicológicas, prácticas como el mindfulness o la meditación, y otras estrategias de manejo del estrés. La OMS también aconseja:

  • Evitar el consumo de bebidas alcohólicas y drogas.;
  • Hacer ejercicio a menudo, aunque solo sea dar un paseo;
  • Seguir, en la medida de lo posible, unos hábitos alimenticios y de sueño regulares, y llevar una dieta sana.

También te puede interesar: El poder del deporte: elevando tu ánimo y combatiendo la ansiedad

Compartir:

Te puede interesar

Obtenga una experiencia completa

Manténgase actualizado sobre nuestras promociones y ofertas en la suscripción a BodyChamp