Beneficios del ayuno intermitente: una práctica en auge

Beneficios del ayuno intermitente: una práctica en auge

Tabla de contenidos

¿Conoces los beneficios del ayuno intermitente?, para quien no lo sepa, el ayuno intermitente se ha convertido en una tendencia alimentaria popular en estos últimos tiempos, consiste en alternar periodos de ingesta de alimentos con periodos de ayuno. Esta práctica promete no solo ayudar en la pérdida de peso, sino también mejorar el metabolismo y otros factores de salud.

Investigaciones recientes han señalado que, además de facilitar la pérdida de peso, el ayuno intermitente puede contribuir a la mejora de condiciones como la hipertensión y los niveles de glucosa en sangre, entre otros aspectos.

Beneficios del ayuno intermitente: más allá de la simple pérdida de peso

Beneficios del ayuno intermitente, más allá de la simple pérdida de peso
Es posible aprovechar los beneficios del ayuno intermitente para lograr una vida más saludable

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: Entrenar en ayunas: ¿Ayuda o no?

Los estudios científicos han demostrado que uno de los principales beneficios del ayuno intermitente es la reducción de factores de riesgo que son cardiometabólicos. Esto se explica en gran medida por qué al ayunar, se consume menos calorías de las que se gastan, lo que facilita el déficit calórico necesario para perder peso. En lugar de reducir las calorías en cada comida, el ayuno intermitente propone ayunar durante un periodo determinado, lo que puede hacer más fácil alcanzar y mantener ese déficit.

La mayoría de las personas ya practican una forma de ayuno diariamente, desde que terminan de cenar hasta que desayunan al día siguiente. El ayuno intermitente simplemente extiende ese periodo sin comer. Existen diferentes métodos de ayuno, pero uno de los más populares es el método 16:8. Este método consiste en ayunar durante 16 horas y tener una ventana de 8 horas para comer.

¿Cómo funciona el método 16:8?

El método 16:8 implica hacer la primera comida a las 14:00 y consumir todas las calorías del día entre las 14:00 y las 22:00, es decir, en un periodo de 8 horas. Luego, se ayuna durante las siguientes 16 horas hasta las 14:00 del día siguiente. Este enfoque no solo ayuda a reducir la ingesta calórica, sino que también permite una mayor flexibilidad en la dieta, por lo que los beneficios del ayuno intermitente se verán de una manera más concreta.

Alimentos permitidos durante el ayuno intermitente

En los periodos de ayuno, únicamente se pueden consumir líquidos como agua, agua con gas o infusiones sin azúcar ni otros aditivos calóricos. Es crucial no romper el ayuno con alimentos sólidos o bebidas calóricas.

En las horas de ingesta, es recomendable hacer entre dos y tres comidas de alta calidad. Es esencial evitar alimentos ultraprocesados y comida basura, y optar por alternativas saludables que faciliten la reducción de calorías. La selección de alimentos es crucial; deben ser nutritivos y saciantes.

Opciones saludables para el ayuno intermitente

Para que el ayuno intermitente sea efectivo y saludable, es importante elegir alimentos de alta calidad nutricional. Aunque el tamaño de las comidas no es tan relevante, sí lo es la selección de los platos. Se deben incluir proteínas de calidad, fibra, grasas saludables, hidratos de carbono, vitaminas y minerales. Entre los alimentos recomendados están las frutas y verduras variadas, proteínas magras como carnes frescas, pescados y huevos, y opciones vegetales como legumbres, granos enteros, frutos secos y semillas.

Alimentos a evitar durante el ayuno intermitente

Para maximizar los beneficios del ayuno intermitente, se debe evitar el consumo de azúcares libres o añadidos, bebidas alcohólicas y frituras. En su lugar, es recomendable optar por alimentos naturales y mínimamente procesados que aporten los nutrientes necesarios sin añadir calorías vacías.

Los beneficios del ayuno intermitente son numerosos y van más allá de la simple pérdida de peso. Esta práctica puede mejorar la salud metabólica, reducir los factores de riesgo cardiometabólicos y facilitar el mantenimiento de un déficit calórico.

Al seguir una dieta equilibrada y rica en nutrientes durante los periodos de ingesta, el ayuno intermitente puede ser una herramienta eficaz para mejorar la salud general. Con una adecuada planificación y elección de alimentos, es posible aprovechar los beneficios del ayuno intermitente para lograr una vida más saludable.

Compartir:

Te puede interesar