Sentadilla en multipower: qué es y por qué es el mejor ejercicio para tus cuádriceps

Sentadilla en multipower qué es y por qué es el mejor ejercicio de sentadillas

Tabla de contenidos

Hacer sentadillas es esencial para desarrollar unos cuádriceps fuertes y bien definidos. A pesar de la creencia popular de que la sentadilla frontal es superior para este propósito, hay alternativas más efectivas que no solo desafían tus cuádriceps sino que también permiten un mejor rendimiento y crecimiento muscular. En este artículo, exploramos cuál es el mejor ejercicio de sentadillas.

La sentadilla frontal: pros y contras

El mejor ejercicio de sentadillas

La sentadilla frontal ha ganado popularidad por la idea de que, al poner la carga frente al centro de gravedad, se permite una postura más erguida y una mayor profundidad en la bajada. Esto, teóricamente, debería involucrar más los cuádriceps debido a la mayor dominancia de la rodilla. Sin embargo, la realidad es más compleja.

Aunque la sentadilla frontal aumenta la dominancia de la rodilla, también incrementa las demandas sobre la parte superior de la espalda. Este incremento puede llevar a que el factor limitante del ejercicio no sean los cuádriceps, sino la capacidad de la espalda alta para mantener la posición. Esto significa que antes de que los cuádriceps se fatiguen completamente, la parte superior de la espalda puede fallar, impidiendo que se continúe con el ejercicio y, por ende, limitando el estímulo que reciben los cuádriceps.

Sentadilla en multipower: ¿El mejor ejercicio de sentadillas?

La sentadilla multipower es una variante de la sentadilla tradicional realizada en una máquina específica conocida como máquina multipower o máquina Smith. Esta máquina consta de una barra guiada que se desplaza verticalmente a lo largo de dos rieles, proporcionando una trayectoria fija para la barra durante todo el movimiento. Esta característica distintiva ofrece varios beneficios y características que hacen de la sentadilla multipower una opción popular entre los entusiastas del fitness y el culturismo.

La sentadilla en multipower se presenta como una excelente alternativa a las sentadilla frontal. Esta variante permite una mayor estabilidad y control durante el movimiento, lo que facilita centrar el esfuerzo en los cuádriceps sin que la espalda alta actúe como un factor limitante. Al utilizar una barra guiada que permite una trayectoria fija, elimina la necesidad de estabilizar la carga, lo que a su vez reduce el riesgo de lesiones y permite concentrarse en el trabajo muscular.

Beneficios de la sentadilla en multipower

  1. Estabilidad y seguridad: La principal ventaja de la sentadilla multipower es la estabilidad que ofrece la barra guiada. Esta estabilidad permite a los usuarios concentrarse en el movimiento y el esfuerzo sin preocuparse por el equilibrio, lo que reduce el riesgo de lesiones.
  2. Carga aumentada: Al no tener que estabilizar la barra, los usuarios pueden levantar más peso en comparación con las sentadillas libres. Esto permite un mayor estímulo muscular y, potencialmente, un mayor crecimiento de los cuádriceps.
  3. Versatilidad en el ejercicio: La máquina multipower permite realizar diferentes variantes de sentadillas, como la sentadilla frontal y la sentadilla trasera, con mayor control y precisión.
  4. Enfoque en los cuádriceps: La sentadilla multipower facilita mantener una postura más erguida durante el ejercicio, lo que puede aumentar la activación de los cuádriceps al minimizar la implicación de otros grupos musculares como los glúteos y la espalda baja.

Ejecución correcta de la sentadilla en multipower

Para realizar la sentadilla multipower de manera efectiva, es crucial seguir una técnica adecuada:

  1. Posición inicial: Coloca la barra de la máquina multipower a la altura adecuada y colócate debajo de ella. Coloca los pies al ancho de los hombros y asegúrate de que la barra esté bien apoyada en la parte superior de la espalda.
  2. Desbloqueo de la barra: Gira la barra para desbloquearla y asegúrate de que se pueda mover libremente a lo largo de los rieles de la máquina.
  3. Descenso controlado: Baja lentamente, flexionando las rodillas y las caderas. Mantén el torso erguido y los abdominales contraídos. Desciende hasta que tus muslos estén paralelos al suelo o ligeramente más abajo, según tu flexibilidad y nivel de comodidad.
  4. Ascenso explosivo: Empuja hacia arriba a través de los talones para volver a la posición inicial. Mantén la espalda recta y asegúrate de que las rodillas no se desplazan hacia adentro durante el ascenso.
  5. Repeticiones: Realiza el número de repeticiones deseado, manteniendo siempre una técnica correcta y controlada.

La principal diferencia entre la sentadilla multipower y la sentadilla libre es la estabilidad y la trayectoria fija que ofrece la máquina multipower. Mientras que la sentadilla libre requiere un mayor esfuerzo de estabilización y equilibrio, la sentadilla multipower permite un enfoque más directo en los músculos objetivo, como los cuádriceps.

Otra opción a considerar es la sentadilla en máquina hack, que también proporciona estabilidad y permite un enfoque intenso en los cuádriceps. Sin embargo, la sentadilla en multipower suele ser una opción más viable en los gimnasios y ofrece una experiencia similar con beneficios comparables.

Aunque la sentadilla frontal tiene sus méritos, la sentadilla en multipower se destaca como el mejor ejercicio de sentadillas para aquellos que buscan maximizar el desarrollo de sus cuádriceps. Esta variante no solo ofrece una mayor estabilidad y permite cargar más peso, sino que también minimiza las limitaciones impuestas por la parte superior de la espalda. Al centrarse directamente en los cuádriceps, la sentadilla en multipower garantiza un entrenamiento más efectivo y seguro.

También te puede interesar: Los 6 mejores canales de YouTube para hacer ejercicio en casa

Otras rutinas y entrenamientos