Inteligencia artificial y fitness: La revolución de los dispositivos que te guían en tu entrenamiento y cuidado personal

Inteligencia artificial y fitness: La revolución de los dispositivos que te guían en tu entrenamiento y cuidado personal

Tabla de contenidos

La tecnología avanza a pasos agigantados y, en esta ocasión, se ha fusionado con el mundo del fitness de una manera sorprendente. Los monitores de actividad física, como Whoop, FitBit, Apple Watch, Oura Ring y los smartwatches Garmin, se han convertido en compañeros inseparables de quienes buscan mejorar su salud y estado físico.

Estos dispositivos proporcionan información valiosa sobre el rendimiento diario, los patrones de sueño y otros aspectos relacionados con la salud. Sin embargo, la verdadera novedad es la incorporación de la inteligencia artificial a este terreno, lo que ha generado opiniones divididas.

Whoop Coach: Tu entrenador personal basado en IA

Inteligencia artificial y fitness: La revolución de los dispositivos que te guían en tu entrenamiento y cuidado personal

La marca Whoop ha dado un paso al frente en la integración de la inteligencia artificial en el ámbito del fitness con su nueva funcionalidad, Whoop Coach. Esta innovación se basa en el modelo GPT-4 de OpenAI y se presenta en forma de interfaz de chat. ¿Qué puede hacer? Responder a tus preguntas abiertas relacionadas con tu salud y rendimiento físico, tomando como base una amplia gama de datos que recopila tu banda Whoop.

Aspectos como el oxígeno en sangre, la temperatura de la piel, la frecuencia cardiaca y la frecuencia respiratoria son analizados por esta inteligencia artificial para proporcionarte respuestas precisas. ¿Te preguntas por qué te sientes cansado o qué ejercicios deberías hacer en el gimnasio? Whoop Coach tiene las respuestas.

El dilema de la inteligencia artificial en el fitness

Sin embargo, no todos reciben con los brazos abiertos esta nueva función. Emily M. Bender, profesora de la Universidad de Washington, ha expresado su escepticismo en relación a la posible emisión de consejos peligrosos para la salud por parte de esta IA. La preocupación radica en cómo manejará la inteligencia artificial la información de salud de los usuarios y si podrá proporcionar recomendaciones adecuadas en todo momento.

Por otro lado, hay quienes ven con optimismo esta innovación. Las opiniones positivas van desde «nada que objetar» hasta considerar que estamos presenciando el inicio de la era de los dispositivos verdaderamente inteligentes. En un momento en que menos del 25% de los adultos en Estados Unidos cumple con la cantidad recomendada de ejercicio, la inteligencia artificial podría ser el impulso necesario para cambiar esta tendencia y motivar a las personas a llevar un estilo de vida más activo y saludable.

La inteligencia artificial como entrenador personal

Los corredores han encontrado en la inteligencia artificial un aliado valioso. Han solicitado a ChatGPT que diseñe planes de entrenamiento personalizados para ellos. Una de estas recomendaciones ha sido elogiada como un «sólido punto de partida para muchos corredores» por un investigador de Polar, una marca especializada en dispositivos de fitness. Esto sugiere que recibir instrucciones personalizadas, incluso si se basan en plantillas, puede ser más efectivo para mantenerse motivado y comprometido con un plan de entrenamiento.

Más allá del fitness: IA y salud cardiovascular

La inteligencia artificial también está ganando terreno en el ámbito de la salud cardiovascular. Empresas como Cardiosense están utilizando plataformas digitales de biomarcadores y dispositivos, como el Breakthrough, aprobado por la FDA de Estados Unidos, para monitorear afecciones como la insuficiencia cardíaca.

Esto demuestra que la IA no se limita solo a proporcionar consejos de ejercicio, sino que puede ser una herramienta crucial en el monitoreo y el tratamiento de enfermedades cardíacas.

La cautela ante la IA en la salud

A pesar de las oportunidades que presenta, la incorporación de inteligencia artificial en dispositivos de actividad física también plantea preocupaciones legítimas. Ejemplos como Tessa, un chatbot de IA que ofrecía consejos peligrosos sobre trastornos alimentarios, han generado dudas sobre la capacidad de la IA para brindar orientación segura en cuestiones de salud.

Una mirada personal

En lo que respecta a mi experiencia personal, considero que los rastreadores de fitness pueden convertirse en una distracción abrumadora, inundando la mente con una avalancha de métricas. La inclusión de la inteligencia artificial, si bien prometedora en muchos aspectos, no resolverá necesariamente este problema. La clave está en cómo se integra de manera efectiva y se utiliza para mejorar la experiencia de quienes buscan llevar una vida más saludable.

Compartir:

Te puede interesar

Obtenga una experiencia completa

Manténgase actualizado sobre nuestras promociones y ofertas en la suscripción a BodyChamp