Los beneficios de tomar agua al despertarse

Los beneficios de tomar agua al despertarse

Tabla de contenidos

Hay muchos beneficios de tomar agua al despertarse, es un hábito que puede marcar la diferencia en nuestro bienestar diario. Es un gesto simple que muchos pasan por alto y encierra una serie de beneficios para nuestro cuerpo y mente. En este artículo, exploraremos las cinco razones clave por las que deberías considerar incluir un vaso de agua al despertarte.

beneficios de tomar agua al despertarse

TE PUEDE INTERESAR: Guía Completa para una Detox Saludable: Consejos

Beneficios de tomar agua

Recomendaciones diarias de hidratación

La primera ventaja de tomar agua justo después de despertar es que ayuda a alcanzar las recomendaciones diarias de hidratación. Una mujer adulta necesita aproximadamente 2,7 litros de agua al día, mientras que un hombre adulto requiere unos 3,7 litros.

Durante la noche el cuerpo se va deshidratando. Por ello es importante mantenerse hidratado durante el día. El agua activa reacciones químicas vitales en el organismo. Esto favorece que el cerebro se active por la mañana y se mantenga alerta el resto del día. También ayuda a los riñones a eliminar los residuos del cuerpo. Así, al tomar un vaso de agua por la mañana activaremos nuestro cuerpo mucho más rápido.

Control de peso y satisfacción del apetito

Investigaciones han indicado que otro de los beneficios de tomar agua antes del desayuno está asociado con el control del peso. Específicamente, aquellos con un déficit habitual de agua pueden encontrar en este hábito una herramienta para optimizar la pérdida de peso, siempre dentro de los límites saludables de ingesta diaria. Además, beber agua al despertarse contribuye a la sensación de saciedad, lo que puede llevar a consumir menos calorías en el desayuno.

Además, otro de los beneficios de tomar agua antes de ingerir alimentos sólidos, es que un vaso de agua puede facilitar la digestión. Esto es muy recomendable en caso de tener alguna enfermedad estomacal, como la acidez o la diarrea. En casos de gastritis se recomienda tomar hasta tres vasos de agua en ayunas, para estimular el movimiento intestinal.

Regulación del reloj Interno y preparación para el día

Tomar agua por la mañana también activa nuestros órganos internos. Esto incluye el hígado, los intestinos, los riñones, la piel y los pulmones, preparándolos para las tareas del día y facilitando la digestión del desayuno. Este despertar interno es crucial para un funcionamiento corporal óptimo.

Uno de los principales indicadores de fatiga y cansancio es que estás deshidratado. Sin nada que consumir después de un largo período, lo primero que ingieras por la mañana puede ser un shock para el cuerpo.

Si lo primero que bebes es agua, prepararás tu cuerpo para el trabajo y puedes aumentar tu estado de alerta y reducir los bajos niveles de energía. Recuerda que, si no te mantienes hidratado, tu rendimiento físico puede verse afectado. Dale una oportunidad al agua, en lugar de café o té para comenzar el día.

Otro beneficio de beber agua es que puede estimular un crecimiento más rápido de los glóbulos rojos en tu sistema y genera más oxígeno en tu sangre. La combinación de estos dos factores te dará una buena explosión de energía

Mejora de la concentración y rendimiento cognitivo

La deshidratación puede impactar negativamente en la concentración, la memoria y el rendimiento cognitivo.

Beber agua a primera hora de la mañana ayuda a mejorar la salud tu cerebro. Nuestro cerebro está compuesto por más del 70% de agua y continuar hidratándolo es útil para mantener una actividad cerebral óptima. Cuando no estás adecuadamente hidratado, tu cerebro funciona con menos combustible y puede sentirse agotado o incluso experimentar fatiga o fluctuaciones del estado de ánimo.

Salud de la piel

Por último, pero no menos importante, la piel, que está compuesta en un 30% por agua, se beneficia enormemente de esta práctica. Beber agua al levantarse puede contribuir a reducir el acné y a dar un aspecto más terso y saludable a la piel, combatiendo los signos de la deshidratación. El agua es un gran aliado para la piel ayudando a mantener la elasticidad de la misma y su tonicidad.

Incorporar el hábito de beber agua al despertarse es un cambio sencillo con efectos profundos. Esta acción no solo mejora nuestra salud física, sino que también tiene un impacto positivo en nuestra capacidad mental y bienestar general. Empieza tu día con un vaso de agua y siente la diferencia.

Compartir:

Te puede interesar

Obtenga una experiencia completa

Manténgase actualizado sobre nuestras promociones y ofertas en la suscripción a BodyChamp