Recetas vegetarianas: Zanahorias a la mozzarella

Recetas vegetarianas: Zanahorias a la mozzarella

Tabla de contenidos

Dentro de las recetas vegetarianas, las zanahorias son una gran opción para implementar, un vegetal tan adaptable que siempre se convierte en una excelente elección para cualquier plato y . Esta fusión de zanahorias a la mozzarella crea una combinación simple y deliciosa que se puede disfrutar en diversas ocasiones: como guarnición para cualquier plato principal o como una opción saludable para picar entre horas.

Además, estas zanahorias a la mozzarella pueden conservarse en la nevera hasta por cuatro días, lo que las convierte en una opción práctica para aquellos momentos en los que buscas algo rápido y sabroso.

TE PUEDE INTERESAR: Beneficios de comer zanahoria

recetas vegetarianas Zanahorias a la Mozzarella

INGREDIENTES

  • 4 zanahorias
  • 1 a 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 10 g de pimentón dulce o ahumado
  • 15 g de cebolla en polvo
  • Queso Mozzarella rallada al gusto

Preparación de las zanahorias a la mozzarella

Antes de sumergirnos en esta exquisita receta, asegúrate de precalentar tu horno a 180 ºC para garantizar una cocción uniforme y óptima. Una vez listo, sigue estos pasos para disfrutar al máximo de estas zanahorias a la mozzarella:

  1. Comienza lavando las zanahorias a fondo para eliminar cualquier residuo y luego córtalas en cuartos. Esto permitirá que absorban los sabores y se cocinen de manera uniforme. En un recipiente amplio, coloca las piezas de zanahoria y añade el pimentón, la cebolla en polvo y el aceite de oliva virgen extra. Usa tus manos para asegurarte de que cada zanahoria esté bien condimentada.
  2. Mezcla todos los ingredientes de manera uniforme, asegurándote de que las zanahorias estén completamente cubiertas con los condimentos. Este paso es esencial para lograr un sabor perfectamente equilibrado.
  3. Ahora es el momento de agregar generosamente el queso mozzarella rallado a la mezcla de zanahorias condimentadas. Mezcla nuevamente para garantizar que cada zanahoria esté impregnada con la cremosidad y el sabor único de la mozzarella.
  4. Asegúrate de que el queso se mezcle de manera uniforme con las zanahorias y los condimentos. Esta etapa proporcionará esa capa dorada y sabrosa que hará que cada bocado sea una delicia.
  5. Cubre una bandeja para horno con papel vegetal para evitar que las zanahorias se peguen. Coloca las zanahorias preparadas en la bandeja de manera uniforme para que reciban un calor equitativo.
  6. Hornea las zanahorias durante 20 a 25 minutos a 180 ºC. Este tiempo permitirá que las zanahorias se cocinen a la perfección y que el queso mozzarella se derrita, creando esa capa dorada y tentadora que las hace irresistibles.

Acompañamientos o complementos para la receta

Estas zanahorias son increíblemente versátiles y se adaptan a una amplia gama de platos. Puedes servirlas como guarnición junto a una porción de tofu o tempeh, o incluso acompañando carnes rojas y blancas.

Además, si estás buscando una opción más ligera, son ideales como parte de una cena con un huevo escalfado o cocido, tomate fresco y brócoli al vapor. La combinación de sabores y texturas se complementa a la perfección, ofreciendo una experiencia gastronómica que satisface tanto el paladar como la necesidad de una comida equilibrada y saludable.

Con esta receta, la versatilidad de las zanahorias se fusiona con el sabor irresistible de la mozzarella, creando un plato que se adapta a tus gustos y necesidades culinarias. Experimenta, modifica y disfruta de esta opción fácil y rápida que, sin duda, se convertirá en un básico en tu cocina.

TE PUEDE INTERESAR: Recetas vegetarianas: Pimientos rellenos con vegetales y arroz

 

PROPIEDADES DE LA ZANAHORIA

La zanahoria es la hortaliza con más betacaroteno o provitamina A, lo cual la convierte en una gran aliada de la vista y de la salud de la piel y las mucosas.

Pero además aporta vitaminas C y E, de efecto antioxidante, así como vitamina B9 o ácido fólico: una ración de 100 gramos cubre el 110% de la vitamina A necesaria al día, el 13% de la C, el 5% de la E y el 10% del ácido fólico.

Su valor energético, muy bajo, procede de los hidratos de carbono (5,2%) ya que su contenido en proteínas y grasas es escaso.

Es rica en fibra (3,4%), en minerales y oligoelementos (hierro, potasio, yodo, magnesio, níquel, azufre, cinc), ácido málico, inositol, fitosteroles y un aceite esencial que le confiere su aroma y sus efectos vermífugos contra los parásitos intestinales.

Otras Recetas

Obtenga una experiencia completa

Manténgase actualizado sobre nuestras promociones y ofertas en la suscripción a BodyChamp